Inicio > Educación Ambiental en la naturaleza

Importancia de la Educación Ambiental y rol de las Aves Rapaces en los ecosistemas

En la actualidad, el deterioro ambiental es un problema serio a nivel global y con el aumento de la población humana, la presión sobre los recursos naturales se vuelve insostenible. Gran parte del problema deriva de la falta de conciencia de la ciudadanía sobre las relaciones que existen entre el ser humano y su entorno natural. Por ello, la educación ambiental es una herramienta vital ya que promueve un cambio de actitud de las personas hacia el ambiente, propiciando una interacción positiva entre la sociedad y la naturaleza.

Uno de los grupos clave para el funcionamiento adecuado de los ciclos biológicos en la naturaleza es el de las Aves Rapaces, que reúne a cuatro órdenes de aves adaptadas para la caza y/o el consumo de carne: Falconiformes, Accipitriformes, Cathartiformes y Strigiformes.

Estos depredadores se encuentran presentes en todos los continentes excepto la Antártica, y están representados por unas 330 especies diurnas y unas 250 especies nocturnas (búhos y lechuzas). Algunas comen carroña, otras capturan peces, roedores, insectos, e incluso otras aves en pleno vuelo. Las aves rapaces cumplen un rol fundamental dentro de los ecosistemas que habitan, ya que controlan las poblaciones de presas abundantes, liberando espacio para otras, promoviendo la biodiversidad y eliminando plagas y cadáveres de animales en putrefacción.

Aprendiendo en la Naturaleza

La educación ambiental y la divulgación contribuyen a la toma de conciencia sobre la protección de la naturaleza por parte de la ciudadanía.

“No podemos proteger lo que no conocemos”.

Bajo ese concepto, la educación ambiental se ha desarrollado como una actividad clave en programas de conservación de especies y ecosistemas alrededor del mundo, y las aves rapaces no son la excepción. En nuestro Centro desarrollamos distintos programas de educación ambiental al aire libre con aves rapaces como modelo, con el objetivo de mejorar la actitud del público hacia estas especies; que las conozcan, las valoren y las respeten.

El aprender en la naturaleza conlleva muchos beneficios, ya que mejora las capacidades cognitivas, la salud física y mental, e incrementa la motivación de los estudiantes, quienes al estar en un ambiente agradable y nuevo, exhiben una mayor disposición para aprender. Por otra parte, se ha demostrado que los ambientes naturales presentan gran cantidad de estímulos sensoriales que contribuyen a mejorar las habilidades de resolución de problemas, resiliencia y pensamiento creativo. Además, al desarrollar estas actividades en grupo, se facilita la conexión entre el mismo, favoreciendo las habilidades interpersonales.

Durante su visita, los estudiantes son guiados por un sendero de 450 m entre praderas, bosque hidrófilo y bosque de robles, donde se les instruye sobre la diversidad de ecosistemas presentes en la Reserva Natural El Natri y su biodiversidad, para finalmente llegar al área de exhibición del Centro de Aves Rapaces Ñankulafkén, donde podrán descansar en sus graderías con una estupenda vista al Lago Lanalhue y los cerros de la Cordillera de Nahuelbuta, mientras contemplan a escasos centímetros el vuelo de algunos ejemplares adiestrados de aves rapaces. Al mismo tiempo, ornitólogos expertos en estas aves, entregarán información detallada sobre las aves rapaces en general, su rol ecológico, las características de algunas especies, su estado de conservación y amenazas.

La emoción contribuyendo al aprendizaje

Etimológicamente, el término emoción proviene del latín emotio – onis que significa el impulso que induce a la acción. En ello radica la importancia de las emociones para el proceso de enseñanza-aprendizaje, dado que es necesario mantener una conducta motivada en los estudiantes para garantizar un aprendizaje de calidad. Por otra parte, la educación ambiental, busca concientizar a la ciudadanía y, sobre todo a las nuevas generaciones, sobre la importancia de proteger la naturaleza, generando un cambio en la actitud de la gente hacia su entorno.

Se ha demostrado que el cultivo de actitudes positivas hacia la naturaleza por medio de experiencias de aprendizaje participativas y emocionantes resulta más útil que sólo distribuir información de manera pasiva. Las exhibiciones de vuelo libre de aves rapaces adiestradas permiten al público obtener una apreciación muy cercana y exclusiva de estos maravillosos seres alados, incorporando un componente emocional clave, que logra grabar de manera muy potente el mensaje de conservación de la naturaleza en la memoria de los asistentes. De este modo, esta forma no convencional de educación se transforma en una excelente alternativa para que los establecimientos educacionales puedan proveer de experiencias nuevas y positivas a sus alumnos, contribuyendo a su formación personal y aportando a su bienestar físico y psicológico.


Visitas al Centro

Capacidad de carga: 36 estudiantes.
Incluye:

  • Visita guiada por sendero de acceso al Centro y Reserva Natural El Natri.
  • Exhibición de Aves Rapaces Adiestradas.
  • Charla Aves Rapaces.

Horario: Otoño – Invierno 12:00H – 14:00H / Primavera-Verano 15:00H- 17:00H


Reservas

Correo: trivasfuenzalida@gmail.com
Celular: 988304367
Precio por grupo (hasta 36 estudiantes): $100.000