Inicio > Fundación Ñankulafkén

“Contribuyendo a la conservación de las aves rapaces y sus hábitats”

Origen y Misión de la Fundación

Las aves rapaces cumplen un rol fundamental en la naturaleza ya que controlan las poblaciones de especies abundantes y plagas, sirviendo además como bioindicadores del estado de salud de los ecosistemas. Al ser depredadores tope, las aves rapaces viven en densidades poblacionales bajas, requieren de territorios extensos y sus tasas reproductivas son menores que las de otras aves. Estas características vuelven a las rapaces muy vulnerables a la pérdida de hábitat, la contaminación ambiental y la persecución humana directa. Por estos motivos, algunas especies se encuentran actualmente con problemas de conservación.

“Ñankulafkén”, del Mapudungun “Ñanku”: Aguilucho y “Lafkén”: Lago o mar, es el nombre con el que fue bautizado el sueño de crear un Centro especializado en la conservación de aves rapaces a orillas del Lago Lanalhue, en Contulmo, región del Biobío. Todo parte en 2006, cuando Tomás Rivas F., con 18 años de edad, comienza en la Cordillera de Nahuelbuta sus primeros estudios sobre aves rapaces de bosque, grupo que incluye a cuatro especies: Peuquito (Accipiter chilensis), Aguilucho chico (Buteo albigula), Aguilucho de cola rojiza (Buteo ventralis) y Concón (Strix rufipes), todas amenazadas por la pérdida de hábitat y la persecución humana directa. Muy pronto, junto al apoyo de cetreros y ornitólogos de reconocida trayectoria como Christian González y Ricardo Figueroa, y la participación de otros jóvenes ornitólogos, se produjeron grandes avances en el conocimiento sobre estas especies, de las cuales se sabía muy poco hasta esa fecha, contribuyendo con información básica para su futura conservación.

Con el pasar de los años, surgió la idea de crear un Centro dedicado exclusivamente a desarrollar actividades que permitieran una conservación más efectiva de las aves rapaces. En 2014, esa idea comenzó a materializarse con la adjudicación de un proyecto de fomento al turismo en la provincia de Arauco, otorgado por CORFO, para crear el Centro de Aves Rapaces Ñankulafkén, orientado a la conservación de las aves rapaces y sus hábitats, por medio de investigación científica, educación ambiental y turismo de naturaleza.

Aguilucho Cola Rojiza volando sobre el bosque de Nahuelbuta

El trabajo de investigación y divulgación que hemos desarrollado desde 2006 a la fecha, ha dado como resultado la publicación de 16 artículos científicos, un pequeño libro titulado “Aves Rapaces de la Cordillera de Nahuelbuta y sus alrededores” y varios afiches promoviendo la conservación de las aves rapaces. Además, los datos generados durante la ultima década sirvieron para que la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) reclasificara el estatus de conservación global del Aguilucho de cola rojiza, pasando de Casi Amenazado a Vulnerable, lo que genera nuevas oportunidades para concretar una mejor protección a la especie.

Actualmente, el Centro cuenta con equipamiento para investigación, infraestructura básica para el manejo en cautividad de algunas especies con fines científicos y educativos, un sendero de acceso peatonal que recorre praderas y bosques, una gradería para recibir 40 estudiantes y turistas que nos visitan para disfrutar y aprender con nuestras charlas y exhibiciones de vuelo de aves rapaces adiestradas, dos baños públicos, una sala de ventas de suvenir y una sala de talleres y cursos con capacidad para 40 personas.

Para desarrollar sus tres áreas de acción (investigación, educación y turismo), el Centro cuenta con un equipo de trabajo que incluye ornitólogos, cetreros, biólogos y veterinarios. Cada área tiene un encargado principal, el que es apoyado por colaboradores y voluntarios. Los gastos de funcionamiento fijos de cada área incluyen el pago de salarios a un cetrero (encargado del manejo de las aves), un ornitólogo y un biólogo, pagos de servicios a veterinarios, alimentación de las aves en cautiverio, mantenimiento de la infraestructura del Centro, alimentación del personal en terreno, mantenimiento de vehículos de terreno y combustible. Los gastos ocasionales incluyen el mejoramiento de la infraestructura del Centro y la compra de nuevos equipos, tecnología y otros insumos para investigación. Considerando las brechas financieras para el cumplimiento de los objetivos del Centro, en julio de 2016 se crea la Fundación Ñankulafkén para permitir su funcionamiento a largo plazo, promoviendo la conservación efectiva de las aves rapaces y sus hábitats.

El Centro de Aves Rapaces Ñankulafkén se encuentra dentro de la Reserva Natural El Natri, un área protegida privada que conserva 310 ha de bosque nativo a orillas del Lago Lanalhue y a los pies de la Cordillera de Nahuelbuta, en Contulmo, región del Biobío. Camino al Centro, un sendero guiado permite a los visitantes conocer la biodiversidad existente en distintos tipos de bosque nativo, reconocer especies, aprender sobre los servicios ecosistémicos que prestan y la importancia de su protección.

¿Cómo donar?

Todo esfuerzo de conservación requiere de financiamiento. ¡Ayúdanos a continuar con nuestros proyectos!.
Cualquier persona, institución o empresa puede donar a nuestra Fundación. Las donaciones de personas con iniciación de actividades o empresas pueden ser descontadas de impuestos (Art. 46, D.L. 3.063). Escríbenos a contacto@ñankulafken.cl para conocer más detalles sobre estos beneficios.

Puedes realizar tu donación a través de depósito bancario en la cuenta de nuestra fundación.

Titular: Fundación Ñankulafkén
Cuenta vista Banco Estado
Cuenta: 563-7-033049-8
Rut: 65.128.422-8
Correo: contacto@ñankulafken.cl